#PILAS La nueva Ministra de Educación, Monserrat Creamer, tiene nacionalidad ecuatoriana

La difusión de información engañosa en redes sociales busca generar xenofobia en Ecuador. En Internet se afirma que la nueva ministra de Educación, Monserrat Creamer, «es venezolana», y distintas páginas, como la cuenta Ecuador Patriótico, acompañaron lo dicho con comentarios en los que advierten que su nombramiento implica una «invasión y se están apoderando del país».

Ciertamente, de acuerdo al Consejo Nacional Electoral de Venezuela la nueva ministra de educación nació en el Estado de Miranda, en el año 1957. Su nombre aún consta en el último corte del registro electoral venezolano con fecha de abril del 2019.

Por otra parte, la funcionaria no cuenta con un Registro Único de Información Fiscal (RIF), elemento destinado al control tributario de los impuestos, tasas y contribuciones administrados por el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT) en Venezuela. Este sistema se implantó desde el año 2006. Es decir, Creamer no tiene actividad económica en Venezuela desde hace 13 años.

De acuerdo al Registro Civil de Ecuador, María Monserrat Creamer Guillén cuenta con nacionalidad ecuatoriana y aunque no especifica el año en que obtuvo la misma; según el Ministerio de Exteriores para solicitar la nacionalidad ecuatoriana se debe haber residido por lo menos tres años de forma regular y legal en Ecuador.

Según el portal oficial del Servicio de Rentas Internas de Ecuador, Monserrat Creamer declaró impuesto a la renta durante los años 2000-2018; es decir que desarrolla alguna actividad económica desde hace 18 años en el país.

 

Según el portal de consulta de títulos de la Senescyt, la actual titular de Educación tiene estudios registrados en el sistema educativo ecuatoriano desde el año 2003, es decir 16 años.

Es necesario destacar que el nombramiento de Monserrat Creamer como ministra está sustentado en el artículo 151 de la Constitución, en el cual se determina que para ser Ministro de Estado hay que ser «ecuatoriano de nacionalidad», no de nacimiento.