Cuesta: Al día de hoy no existe una sola mujer privada de su libertad por abortar #INSOSTENIBLE

El 1 de agosto de 2019, durante el debate en torno a las Reforma del Código Orgánico Integral Penal en la Asamblea Nacional, la legisladora indepediente, Lourdes Cuesta, afirmó que ella se opuso rotundamente a la despenalización del aborto en cualquier caso, incluida la violación. La funcionaria destacó que: «al día de hoy no existe una sola mujer privada de su libertad por haber tenido que tomar una decisión tan espantosa».

Siga en VIVO la sesión del #Pleno611 de la Asamblea Nacional.

Posted by Asamblea Nacional del Ecuador on Thursday, August 1, 2019

Declaraciones de la funcionaria 2 44 45 

En Ecuador el Código Orgánico Integral Penal (COIP) sanciona el aborto consentido con cárcel en su artículo 149. Este cuerpo legal determina que «la mujer que cause su aborto o permita que otro se lo cause, será sancionada con pena privativa de libertad de seis meses a dos años». Por el contrario en el artículo 150 se señalan las causales del aborto no punible.

  1. Si se ha practicado para evitar un peligro para la vida o salud de la mujer embarazada y si este peligro no puede ser evitado por otros medios.
  2. Si el embarazo es consecuencia de una violación en una mujer que padezca de discapacidad mental.

De acuerdo a Marcela Aguiñaga, presidenta de la Comisión de Justicia, en las reformas al COIP se presenta una propuesta de reforma al artículo 150 en el cual se amplía una de las causales en el aborto no punible: en los casos en que el embarazo sea consecuencia de una violación, estupro, incesto, o inseminación no consentida, y cuando se determina médicamente que existe una grave malformación en el feto que haría su vida inviable.

Ecuador Chequea solicitó a la Fiscalía General del Estado el número de mujeres encarceladas por aborto consentido en Ecuador, nuestro pedido fue remitido al Ministerio del Interior. La segunda cartera de Estado afirmó que dicha información es manejada por el Servicio Nacional Integral de Atención a Personas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI), nos mantenemos a la espera de los datos por parte de esta última.

El centro de Apoyo y Protección de los Derechos Humanos SURKUNA, en su libro ‘Códigos patriarcales construyendo desigualdades’ publicado en 2015, analizó siete casos de judicialización de mujeres por abortos en Ecuador. Del total, tres mujeres fueron procesadas por abortos espontáneos: ‘Delfina’, ‘María’ y ‘Josefa’ cumplieron condenas privativas de libertad, por tres, cuatro y siete meses respectivamente. En el informe también se detalla que la Fiscalía cifró 51 procesos penales por aborto consentido entre 2013 y 2014.

Ana Vera, abogada de SURKUNA, afirmó que pese a que su organización solicitó al Consejo de la Judicatura datos sobre el número de causas, el estado de las mismas y el tipo de resolución en el caso de mujeres judicializadas por aborto. Esta información no se entregó, solo se detalló el número de causas resueltas por año. La jurista explicó que «para afirmar que no existen mujeres presas por abortar en el país, la asambleísta debería tener información actualizada (de máximo dos meses atrás)».

Vera detalló que, de acuerdo a la Judicatura, desde el 2014 fueron ingresadas 134 causas de aborto consentido, esto incluye a mujeres denunciadas, o personas que acompañaron a las mujeres a abortar que pueden ser médicos, madres, amigas, parejas, entre otros. Del total, 83,57% fueron resueltas, 35 tuvieron una sentencia condenatoria de seis meses a tres años de prisión.

Para la activista, se produce un inconveniente importante para cifrar de forma exacta el número de mujeres criminalizadas por abortar, debido a que los datos entregados por Fiscalía a SURKUNA «varía con la información entregada a otras organizaciones sobre el mismo periodo de tiempo, lo que demuestra que el sistema de generación de datos es poco confiable».

Según el Plan Nacional de Salud Sexual y Salud Reproductiva 2017 – 2021, del Ministerio de Salud «aproximadamente cuatro de cada diez embarazos en todo el mundo no son planificados y dos de cada diez terminan en aborto inducido, y alrededor del 13% de las muertes maternas se debe a abortos inducidos en condiciones de riesgo a nivel global». Según el mismo documento, en América Latina, el 14% de las muertes maternas está relacionado a abortos realizados en condiciones inseguras. En Ecuador, esa cifra asciende al 15,6% y ocupa el quinto lugar entre todas las causas de muerte; y el tercero en las causas de muerte materna .

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera como muerte materna al deceso que se produce por causas directas o indirectas durante el embarazo, parto o puerperio (6-8 semanas después del alumbramiento). De acuerdo a la OMS, aproximadamente 830 mujeres mueren a diario en el mundo por complicaciones relacionadas a dichas causas.

En el especial periodístico del portal digital, Wambra,  ‘Hablar del aborto con todas las letras’, el medio dedicó una sección a distintos casos de mujeres que fueron criminalizadas por abortar. Además, en base a la información suministrada por la Fiscalía General de Estado determinaron que en el país se presentaron 286 denuncias, entre 2014 y junio de 2019, en contra de mujeres que consintieron un aborto y quienes las acompañaron.