Lenín Moreno: Juan Guaidó fue elegido en una sesión con quórum reglamentario

El 5 de enero de 2019 el presidente Lenín Moreno felicitó la reelección de Juan Guaidó como titular de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela. De acuerdo al sucesor de Rafael Correa, el político venezolano fue elegido en una sesión con quórum reglamentario, avalando a la única entidad que tiene “legitimidad” en Venezuela: la AN.

Lo mencionado por el Mandatario ecuatoriano merece ser ampliado. El 5 de enero de 2020, como dicta la Constitución de Venezuela, la Asamblea debía elegir su nueva directiva. El nombre de Guaidó era el más sonado para la reelección. El representante del partido Voluntad Popular ejerce esta función desde el 5 de enero de 2018.

Sin embargo, el 5 de enero de 2020 la Guardia Nacional Bolivariana impidió el acceso al Palacio Legislativo de Guaidó y 100 diputados. Al interior del edificio se encontraban 49 diputados afines al presidente Nicolás Maduro y 18 opositores independientes. En total, este Poder cuenta con 167 integrantes. El Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional señala que se requiere la mitad más uno de los parlamentarios electos para instalar válidamente la sesión. Es decir, 84 diputados.

El artículo 221 de la Constitución especifica que los requisitos y procedimientos para la instalación de las sesiones en la Asamblea Nacional serán determinados por el Reglamento. Entonces, en ningún caso el quórum podrá ser inferior a la mayoría absoluta de los y las integrantes del legislativo: 84.

El Reglamento señala en su artículo 7 que resultará electo para el cargo de Presidente del Legislativo quien obtenga por lo menos la mitad más uno de los votos de los diputados presentes. Pese a que los diputados de Nicolás Maduro e independientes  no contaban con los legisladores necesarios para iniciar la sesión, eligieron a Luis Parra, quien fue expulsado del partido opositor Primero Justicia a finales de noviembre de 2018 acusado de especular con un programa de alimentos para los más necesitados.

A la par, Guaidó y 100 diputados ‘trasladaron’ la sede del Legislativo al edificio del periódico El Nacional, en Caracas. Fue una sesión extraordinaria, amparada en el artículo 1 del Reglamento de Debates que habilita sesionar excepcionalmente en un lugar diferente a la sede de la Asamblea por acuerdo de la mayoría de sus integrantes. Allí Guaidó fue reelecto como Presidente del Legislativo con 100 votos.

La versión del Gobierno de Maduro, divulgada por TeleSur, indica que la sesión avalada por el chavismo se desarrolló dentro de los parámetros legales, pues participaron 151 de los 167 parlamentarios electos, y Parra fue escogido con 81 votos. Además, se argumenta que debido a la ausencia de Guaidó no se presentó otro candidato para la dignidad.

En cualquier caso es necesario señalar que el proceso no se dio dentro de los parámetros normales. Tanto la sesión en que fue electo Parra, como aquella en que Guaidó defendió su reelección, se presentaron irregularidades que contrastan con lo dispuesto en la Ley.

Finalmente, la tarde del pasado martes 7 de enero Guaido y los otros 100 diputados se tomaron las instalaciones de la Asamblea Nacional tras un encontrón con la Guardia Bolivariana. Cuando el político y su comitiva entraron en el hemiciclo, Parra ya no se encontraba presente. Guaido anunció que las decisiones tomadas por aquella directiva fueron inconstitucionales ya que se llevaron a cabo sin el quórum necesario (84 representantes).

Mientras tanto, Lenín Moreno considera que la Asamblea encabezada por Guaidó es la única institución que tiene legitimidad en Venezuela. En ese contexto, para el abogado internacionalista Jorge Orbe esta opinión es cuestionable, pues Maduro carece del apoyo de su pueblo, realidad que se ve reflejada en la crisis migratoria que superó los 4 millones de personas hasta finales de 2019 de acuerdo al Alto Comisionado de las Naciones U para los Refugiados; y Guaidó no cuenta con el respaldo democrático que brinda una elección por voto popular.

Moreno reconoció a Juan Guaidó como presidente de Venezuela desde el 23 de enero de 2019, cuando se autoproclamó en el cargo de Presidente encargado. En ese momento Guaidó intentó convocar a un nuevo proceso electoral, pero su propuesta no ha podido cristalizarse. 

Para Carlos Estarellas, internacionalista, Moreno ha sido consecuente con su discurso y se valió del derecho internacional para reconocer el Gobierno de Guaidó. Esto debido a que desde el 17 de septiembre de 2018 se unió al Grupo de Lima (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú), impulsado por la Organización de Estados Americanos (OEA), y suscribió un documento en que rechaza la que considera una ruptura del orden democrático por parte de Maduro y apoya las decisiones de Guaidó.