FALSETA: Intento de secuestro en el sector La Magdalena, en Quito

El 2020 arrancó con una mentira en torno al secuestro de niños en Ecuador. Durante la primera semana de enero volvió a circular un dato falso sobre el “ingreso confirmado” de una “poderosa mafia de roba niños” al país. Precisamente hace un año, esta afirmación ya fue desmentida por la Policía Nacional, en enero de 2019. Sin embargo, usuarios de redes sociales aún la comparten como si fuera cierta.

El 9 de enero de 2020 a través de Facebook y WhatsApp se difundió una serie de videos e imágenes en que se observa a dos personas, un hombre y una mujer, someter a dos adolescentes. Este material se acompaña del texto: “Hoy quisieron secuestrar a dos chicas del colegio Amazonas por el sector de la Magdalena… Estos son los tipos por favor difundir (sic)”.

El miércoles 8 de enero de 2020, la imagen de la izquierda fue  capturada por una cámara de seguridad en el sector La Magdalena, en el sur de Quito, muy cerca del colegio Amazonas. Las imágenes son reales, pero el teniente coronel de la Policía Nacional, Henry Ponce, confirmó a Ecuador Chequea que fue un intento de robo a las estudiantes por parte de dos antisociales. Además, recalcó que no existió tentativa de secuestro, de acuerdo a las investigaciones.

En el video también se comprueba que la víctima del intento de robo viste el uniforme del Colegio Amazonas. La conclusión resulta de una comparación de ese material con una foto disponible en el portal web del centro educativo.

El robo frustrado ocurrió en la calle Huaynapalcón.  En los alrededores están el Colegio Experimental Amazonas y la Unidad Educativa Las Doroteas. Durante el incidente, tres personas socorrieron a las víctimas. 

No es la primera ocasión en que las personas confunden un intento de robo con un secuestro. La situación más trágica en torno a estas confusiones ocurrió el martes 16 de octubre de 2018, en la parroquia de Posorja (Guayas), cuando tres personas, detenidas por la Policía y acusadas de un robo tipo estafa, fueron linchadas, acusadas de “secuestrar niños”.

Una situación similar se produjo el 27 de septiembre de 2018, en Tandapi (cantón rural de Pichincha), cuando la Policía detuvo  a un ciudadano extranjero por amenazar con un cuchillo a menores de edad. El implicado habría intimidado a cuatro a estudiantes a la salida de una unidad educativa. El hecho despertó la furia de los habitantes que acudieron a la salida de la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) para «hacer justicia con mano propia». Los uniformados trasladaron al sospechoso a otro espacio para resguardar su integridad.

El teniente Ponce explicó que existen diversos intereses detrás de generar pánico en torno al secuestro de niños. «Las ‘noticias falsas’ son un problema de índole mundial y nosotros no escapamos de esa tendencia. Intentan generar desestabilización y miedo, incluso con fines económicos». La tensión en torno a los secuestros puede ser usada para fines de extorsión.